Nintendo 3DS cumple su primer año en Japón

Mucho ha sido lo que ha vivido Nintendo 3DS en sus primeros 365 días. Un 26 de febrero de 2011, la consola hacía su arribo a territorio nipón en medio de una gran expectativa por su revolucionaria tecnología en tres dimensiones sin gafas.

La portátil empezó a un ritmo voraz. Las 400 mil unidades que dispuso Nintendo para Japón fueron vendidas rápidamente. Pero lo que en principio parecía un éxito asegurado, poco a poco se convirtió en un dolor de cabeza para Nintendo.

Con el paso de las semanas las ventas comenzaron a bajar. El lanzamiento de la consola en el resto del mundo (27 de marzo) se planteaba como el escenario ideal para que la 3DS repuntara. Sin embargo, ocurrió lo mismo que en Japón. Sus primeros días fueron de gloria pero rápidamente se desinfló.

legend-of-zelda-ocarina-of-time-3d-tienda-oficial-nintendoFactores como el alto precio de la consola (250 dólares) y un pobrísimo catálogo de juegos hicieron que los consumidores se interesarán más por la PSP o incluso la propia DS. Es más, el presidente de Nintendo, Satoru Iwata, reconoció que la 3DS no estaba siendo lo que esperaban.

No fue sino hasta junio, cuatro meses después de su lanzamiento en Japón, que Nintendo 3DS vio su primer gran título: The Legend of Zelda Ocarina of Time 3D, el remake del considerado mejor videojuego de todos los tiempos. Este título fue un respiro para la 3DS, pero no suficiente para impulsar las ventas de la consola de la forma que tenía previsto Nintendo.

El panorama era oscuro para la compañía. En sus previsiones tenían que iban a vender 16 millones de 3DS pero a mediados del 2011 apenas habían comercializado 710 mil. Fue en ese momento cuando Nintendo tomó la más arriesgada y, probablemente, más acertada decisión de toda su vida: recortar el precio de la consola de 250 dólares a 170 dólares.

El 12 de agosto de 2011, y con apenas cinco meses de vida, Nintendo 3DS oficialmente rebajó su precio en 80 dólares. Para evitar el reclamo de los que compraron la consola antes de esta fecha, Nintendo regaló vía descarga online 20 de sus mejores clásicos, en lo que se conoció como ‘Programa Embajador’.

Este fue el punto de inflexión de 3DS. Sus ventas empezaron a despegar y se estabilizaron en el rango que Nintendo esperaba, aunque se seguían extrañando títulos de peso que realmente llamaran la atención de los consumidores. Pero esto no sería lo único por lo que daría de qué hablar 3DS.

circle pad_proUna de las críticas generalizadas hacia la 3DS, fue la ausencia de un segundo stick analógico, más cuando PS Vita, su máximo competidor, lo había incluido. Títulos como Resident Evil: Revelations y Metal Gear Solid: Snake Eater 3D, hacían pensar en que era necesario un segundo stick para tener una jugabilidad que estuviera a la altura.

Y efectivamente así fue. En septiembre de 2011, Nintendo confirmó el ‘Circle Pad Pro’, un soporte extra que se le adhiere a la 3DS que cumple la función de segundo stick analógico.

mario kartSe acercaba diciembre, mes en el que Nintendo había fechado dos de los juegos más esperados por todos los usuarios de 3DS y potenciales compradores: Mario Kart 7 y Mario 3D Land.

Como era de esperarse, ambos títulos se convirtieron en unos auténticos ‘vende-consolas’. 3DS se mantuvo en lo más alto de la tabla durante la temporada navideña, impulsada por dos excelentes juegos y un precio más que apetecible para el consumidor.

3DS supo salir del infierno para darse su lugar en el Olimpo. Se convirtió en la consola de los récords de Nintendo y sonríe porque el panorama es alentador: un revitalizado catálogo de juegos y una supremacía incontestable.

Todo esto para decir “Feliz primer año de vida, Nintendo 3DS” (aunque nosotros lo celebremos el 27 de marzo)